Perfecta disponibilidad

El día 4 de Mayo celebramos la fiesta de San José Mª Rubio. Un hombre deseoso de buscar la presencia de Dios en el mundo que le tocó vivir. Y esa opción le llevó a consagrar sus esfuerzos en el barrio de la Ventilla de Madrid, primordialmente. Una de las frases que resumen mejor su vida es esta que responde a lo podemos llamar como “perfecta disponibilidad”: hacer lo que Dios quiere y querer lo que Dios hace.

 Hacer lo que Dios quiere no es sencillo. Es precisamente el sueño que tenemos aquellas personas que deseamos seguir de cerca al Señor. Poder conocer qué es lo que quiere Dios. ¿Cómo hacerlo? Pues es un camino de mucha fidelidad, de preguntárselo un día y otro. No solo en aquellos momentos donde estamos más desorientados. Dios se manifiesta en nuestra vida en muchos detalles que pasan de forma imperceptible.

Querer lo que Dios hace implica una fidelidad muy grande a lo que Dios realiza en nuestra vida. Más allá de nuestros esquemas y preconceptos. La persona que quiere seguir al Señor encuentra sentido a los rumbos que el Señor le lleva a tomar. La inseguridad no es necesariamente señal de haber equivocado la dirección.

Por eso el testimonio del P.Rubio nos muestra que podemos encontrar a este Dios entre los que más lo necesitan. Él lo encontró en medio de los pobres que luchaban por el futuro en los barrios de Madrid de mitades del siglo XX. Nosotros debemos traducir este seguimiento a nuestras circunstancias actuales.