Confía: vas a 'flipar'

Si no es la típica opción de futuro que en la familia sabes que les fliparía para ti.

Si de entrada no es la típica opción de futuro que a ti mismo antes se te ocurriría.

Si tratas de quitártela de la cabeza porque es una tontería, pero no para de volverte aunque sea tras un tiempo largo de silencio.

Si cuando te sueñas con otros planes te ilusionas, pero al rato te quedas frío y, sin embargo, cuando te sueñas a futuro de este modo la ilusión y el calorcito permanecen más tiempo.

Si es una idea que cobra más sentido para ti cuando estás en la iglesia, ya sea a solas rezando o celebrando en comunidad.

Si es una idea que cobra más sentido para ti cuando estás en un voluntariado o campo de trabajo de verano en el que te desgastas por los demás.

Si el temor de que sea todo una ocurrencia tuya suele venirte al mismo tiempo que sientes que te pesan las renuncias.

Si a pesar de dichas renuncias que -como toda opción en la vida- esta vida conlleva, intuyes que de alguna parte te vendrían las fuerzas para ir adelante.

Si no estás dispuesto a meterte en la rueda de lo que se supone que debe ser para ti. Si, por el contrario, quienes entregar tu vida a algo más apasionante que un horario laboral y a vivir saltando de finde en finde.

Si cuando te sientas a rezar reconoces esto en ti, ya lo sabes.

Puede que estés asustado, que busques de forma inmadura seguridades y certezas plenas que no existen nunca en la vida. Puede que no quieras saberlo. Pero lo sabes. Confía en el Señor, sé valiente, ten ánimo. Dios te ha regalado la vocación y es su locura, no la tuya. Y te aseguro que te va a flipar.