Al final, sale el sol

Creo que es muy difícil que mi experiencia personal de relación con Dios cambie. Desde pequeño he sentido a Dios muy cerca (es algo que no puedo explicar con palabras).

Desde pequeño he sentido a Dios muy cerca

Y, pese a que en ocasiones me haya alejado más, o me haya cansado de anunciarle, o haya pensado que no valía la pena porque a nadie le interesaba… lo cierto es que, al final Dios siempre acaba irrumpiendo en mi vida y llevándome otra vez hacia Él. Y, este Dios al que siento trabajar en mí, me impulsa una y otra vez a darle a conocer a los demás, es algo que no me puedo quedar dentro.