Testimonio

Fe y Ciencia

por

Toda una vida dedicada a la Geofísica, al diálogo con la ciencia en las mejores universidades de tu campo. ¿Es eso propio de un jesuita?

Mi destino a estudios especiales me vino al final del juniorado en La Habana, planeando incorporarme al observatorio de astronomía y meteorología del Colegio de Belén. Hice primero Filosofía en la Universidad de Saint Louis, Missouri, y continué después los estudios de Geofísica. Mientras realizaba estos estudios, el gobierno de Fidel Castro incautó el colegio y cerró el observatorio.

Pasé entonces un año en la Universidad de California, Berkeley. Esta fue una nueva experiencia para mi, en una universidad pública de gran prestigio en ciencias, que me puso en contacto con científicos de renombre sobre todo en el campo de la Sismología. Terminé los estudios con el doctorado por la Universidad de Saint Louis y acabé como profesor agregado en la Universidad de Barcelona y catedrático de Geofísica en la Universidad Complutense.

Mi dedicación a la ciencia sigue una antigua tradición de la Compañía y me ha llevado a ambientes alejados donde hacer presente la fe cristiana y mostrar su compatibilidad con el mundo de la ciencia. Esto es posible porque la Compañía desde sus inicios se identificó con la fórmula de San Ignacio de “encontrar a Dios en todas las cosas”. De este modo, la presencia de jesuitas en diferentes campos de las ciencias naturales ha jugado un papel importante no sólo para la historia de la Compañía, sino también para la historia de la ciencia en general.