Testimonio

Lo verdaderamente esencial

por

En la fiesta de San Alonso Rodríguez, el famoso portero de Montesión, me pregunto qué sentido tiene estar 30 años al servicio de una portería… ¿Será que no hay cosas mejores que hacer? ¿Será que este mundo tan herido no necesita algo más? Y sin embargo, 400 años más tarde, seguimos recordando con mucho asombro cómo recibía a cada uno con su famoso «Ya voy Señor».

La historia de Alonso me plantea la pregunta: de todas las preocupaciones que nos traen de cabeza en el día a día…

¿Qué es lo verdaderamente esencial?