Testimonio

Un educador apasionado

por

En el espacio de un tuit, ¿cómo se definiría?

Jesuita, educador, apasionado por las posibilidades que ofrece el deporte y las actividades de tiempo libre para construir a las personas y acercarlas a Dios. 

¿Quién es Jesucristo para Carlos Mulas?

Presencia que acompaña mis días, que me invita cada día a vivir y a ser mediador de su Evangelio. 

 Su fe cristina, ¿qué sentido le da?

El sentirme creado, acompañado, cuidado por Dios. La confianza y fuerza necesaria para buscar el bien, para colaborar con otros en la tarea de hacer cosas buenas.

¿Qué tres cosas le diría a un alumno para que, de mayor, se animara a ser jesuita?

La primera, que crezca en la amistad con Jesús en su oración, que se deje guiar por Él. La segunda, que no tenga miedo, que sea valiente para elegir en su vida aquello que le puede llenar verdaderamente de sentido. La tercera, que disfrute compartiendo, trabajando junto a otros y para otros.

 ¿Cómo ora?

A veces un tanto desorganizadamente. Suelo reprocharme que algunas veces necesitaría una oración más “formal” en cuanto a tiempo y modo; pero me gusta llevar a la oración lo que vivo, lo que leo, lo que veo o escucho, y eso ocurre, cuando ocurre, sin tiempo fijo. 

¿Qué es la Compañía de Jesús para Carlos Mulas?

La familia que ha acogido mi vocación, la acompaña y anima. Un grupo grande de compañeros, de personas con buen corazón y cercanía a Dios. Un grupo de amigos en el Señor que busca cada día hacer presente a Dios en medio de la vida cotidiana.