Inicio

Francisco Javier: misionero sin fronteras

“¿De qué le aprovechará a un hombre ganar el mundo entero, si pierde su alma?”(Mc 8,36) Desarmado por estas palabras, Ignacio despertó a un gigante: ni lenguas, ni países, ni peligros, frenaron a Francisco Javier para llevar a Jesucristo hasta el extremo conocido, siguiendo aquella máxima: “Id, inflamad todas las cosas”.

Dibujo: Eloi Aran

Utilizamos cookies propias y de terceros con el fin de mejorar la experiencia del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Ver política de cookies.