San Juan Ogilvie

En nuestra sociedad y cultura actual está muy presente el cumplimiento casi inmediato de nuestros deseos “quiero algo y tiene que ser ya”. También, la vivencia de la fe como algo delimitado exclusivamente al ámbito privado.

fueron fieles

Los dos jesuitas que celebramos hoy vivieron deseando cosas buenas (irse a Misiones, servir a su patria -Escocia-), pero vivieron estos deseos sin exigir su cumplimiento inmediato sino confiando y entregándose a Dios en aquello que la Compañía les iba encomendado. También vivieron, hasta sus últimos días, siendo testimonio de Jesús, haciendo pública su fe. Ese testimonio y esa publicidad no la hicieron con grandes pancartas o seductores slogans, sino de la manera más comprometida y más difícil, dando su vida hasta la muerte, perdonando y amando a aquellos que les sentenciaron. De ese modo fueron fieles a la Iglesia Católica y testimonio de lo más grande de nuestra fe: el amor incondicional de Dios por los hombres.

Dibujo: Ignasi Flores