Bernardo de Hoyos SJ

Nacido en Torrelobatón (España) en 1711 tuvo una vocación joven al entrar en el noviciado con tan solo 15 años. Pero al igual que su juventud era su sensibilidad para estar atento a la voluntad de Dios en su vida.

enamorado de Jesucristo

Como compañero de Jesús la centralidad de su vida y vocación estaban centradas en Cristo. La transmisión del evangelio y la devoción al Sagrado Corazón de Jesús fueron su energía para movilizar a quienes pudo para la expansión de esta devoción por España. Desde cartas, predicaciones, estampitas y todos los medios que tenía al alcance, hasta gastar todas sus energías muriendo a los 24 años.

Hubiera sido un religioso, joven, dedicado a entregar su vida a las tareas del deber cotidiano, muy enamorado de Jesucristo, que hubiera movilizado todos los recursos a su alcance para extender su mensaje. Y por ello es ejemplo para nosotros hoy de entrega a los demás desde el trabajo en equipo y todo para la mayor gloria de Dios.

Dibujo: Ignasi Flores