La llamada

Sacerdocio en la Compañía

En la Iglesia todo sacramento conlleva una preparación específica previa. Antes de hacer la primera comunión los niños y niñas tienen que hacer un par de años de catequesis, antes de la confirmación los jóvenes asisten a grupos de catecumenado y las parejas se preparan durante unos meses antes de celebrar su matrimonio. Por eso cuando un jesuita es ordenado sacerdote es inevitable que la gente se pregunte “¿cómo es que sigues estudiando si ya eres cura?”. Y es que la formación en la...

En todo Amar y Servir

Este vídeo forma parte del documental "Un jesuita en formación" (encuentra aquí el primer capítulo). En él se nos muestra el día a día de los escolares jesuitas... Una vida tan normal y tan especial a la vez. Descubre dónde y cómo rezan; acompáñalos en su misión de servicio a los jóvenes, a los presos... en un colegio o en una parroquia. Adéntrate en este vídeo con los ojos bien abiertos... No tengas prisa. Hay mucho de Dios en cada detalle, en cada palabra, en cada mirada. ¡Ánimo y que lo...

Tres palabras clave

Vocación, esperanza y responsabilidad son tres palabras que siempre van de la mano. Cada vez que un joven generoso es capaz de decir “creo que Dios me llama a ser jesuita”, la esperanza se abre paso como una semilla en la tierra. Recuerdo bien cómo la mera intuición de ser sacerdote en la Compañía de Jesús tenía la fuerza suficiente para proyectarme al futuro y hacer que me entretuviera durante horas entre ensoñaciones de entrega a Dios y servicio al prójimo. No hay vocación que no implique...

Pobreza

En pobreza los jesuitas renuncian a tener nada propio... Todo es compartido en comunidad y todo es recibido de la comunidad. Les vemos trabajar en los barrios más pobres y en las mejores universidades; entre los más desfavorecidos y con los más privilegiados de nuestra sociedad. ¿Es esto posible? ¿Cómo lo hacen?...

Jesuitas esperanzados

Un grupo de alumnos de varios colegios de la Compañía se atrevieron a hacer una serie de preguntas a jesuitas que conocían. Éstos aceptaron el reto de ponerse ante una cámara y responder a sus preguntas. ¿A qué solías jugar cuando eras pequeño? ¿Practicas algún deporte en la actualidad? ¿Qué música te gusta? ¿Cómo te hiciste amigo de Jesús? HAZ CLIC PARA VER LA SERIE...

Un descubrimiento inesperado

Cuando cuento el camino que me llevó a la Compañía, suele caer la pregunta: "¿y por qué jesuita?" Y es normal porque, de hecho, son los últimos a los que conocí. Mi parroquia era de carmelitas; el colegio, de religiosas de la Compañía de María; y el colegio mayor en el que viví en Madrid, de claretianos. Con esa trayectoria... ¿Por qué entonces jesuita? No creo que haya un único factor, pero para mí fue muy clave descubrir la espiritualidad ignaciana en los Ejercicios Espirituales. Cuando...

Dios irrumpe en la historia

Acabas de llegar de dos años en Perú trabajando con menores en riesgo, ¿qué ha supuesto para ti estudiar Historia si no has ejercido como profesor o investigador? El poder concluir la carrera de Historia siendo jesuita me ha proporcionado dos cualidades, apertura y enfoque. Ambas están recogidas en la larga tradición de la compañía de Jesús en donde desde sus inicios, los jesuitas se han caracterizado por poder acometer un tema concreto, dentro de una amplia comprensión de la realidad....

Faltan vocaciones… ¡o decisiones!

En los años que llevo como jesuita cada poco tiempo suele salir el tema de la "falta de vocaciones". Al principio solía pensar que tenían parte de razón, pero que muy contracultural debía de ser yo para que, en esa "falta de vocaciones", estuviera entrando en la Compañía de Jesús. Y no le daba más vueltas. Pero en los últimos años lo que veo con más claridad no es que falten vocaciones, sino decisiones.  Antiguamente, digamos hace 50 años, había más vocaciones, más natalidad,...

El grito de Dios

«Consolad, consolad a mi pueblo – dice vuestro Dios-». Hace tiempo que escuché estas palabras en lo más profundo de mi corazón. Un grito dentro de mí que me exigía una respuesta, que no me dejaba permanecer indiferente o parado. Es el grito de Dios pidiendo ayuda, dándome una misión. Grito que, en Él, nace del contemplar a un mundo herido que pide auxilio. ¡Hay tantas realidades en nuestro mundo que necesitan ser sanadas! Y Dios no permanece ajeno. Las hace suyas, le tocan en lo más hondo....