Texto

Claro que no son perfectos

¿Qué impresión tengo yo de la Compañía hoy? Pues es curioso pero cada vez me doy más más cuenta de que la Compañía de Jesús no se parece mucho a lo que yo me pensaba cuando entré en el noviciado hace unos años. Entonces pensaba que era un grupo de personas deslumbrantes: que todos eran muy buenos haciendo muchas cosas, personas a las que admiraba en cierto modo. Y aunque no conocía mucho a la Compañía, también sabía que tenía prestigio dentro y fuera de la Iglesia... Hoy descubro que la...

Sólo tres cosas

Si tuviera que elegir tres cosas del legado que san Ignacio nos dejó a los jesuitas y a toda la Iglesia, me quedaría con las siguientes. Lo primero, su capacidad de autoconocimiento. La sabiduría que contienen sus Ejercicios Espirituales da fe de una persona inteligente que conocía bien sus entresijos más profundos. El combate interior, la gestión de consolaciones y desolaciones, la fuerza con la que se compromete al seguimiento de Jesús... quedan plasmados en las páginas de los Ejercicios....

Vida litúrgica

Tal vez en algún momento de tu vida te ha parecido que la liturgia no te ayudaba a alcanzar a Dios, o simplemente la premura de las tareas pendientes ha hecho que te preguntes ¿para qué estoy aquí, cuando podría estar en otro sitio siendo más “útil”? Este año los novicios tuvimos la suerte de hacer una inmersión en la vida contemplativa con las Carmelitas Descalzas del Monasterio de Fuenterrabía. A ellas se les ha encomendado la misión de celebrar la liturgia completa, cada uno de los días...

El primer paso

Traspasar el marco de la puerta del Noviciado no es el simple inicio de una experiencia más en la vida. Entrar supone apostarlo TODO. No para hacer muchas cosas, sino para aprender a dejar que sea Otro el que haga por ti y en ti. En la entrada del Noviciado lo primero que vemos al llegar es una imagen de María. Muchas veces puede pasar inadvertida, pero no es simple decoración. María es la "puerta de entrada", el modelo. Igual que nosotros, ella siente una llamada que cambiará su vida por...

Decir sí

Desde hace algún tiempo siento que Dios me invita a seguirle de una manera concreta: como jesuita. Al principio no supe o no quise decir sí a tal propuesta porque mis planes personales iban por otro sitio, por miedo o mil excusas que me cerraban en mí mismo. Sin embargo, un día me di cuenta de que Dios seguía llamando a mi puerta, y que igual estaba empeñado en seguir una dirección equivocada. Todo suele comenzar con un sí y desde luego, no podemos obviar que uno entra al noviciado diciendo...

En pocas palabras…

Una persona (importante para ti): Mi padre. Un personaje histórico: Don Pelayo. Un santo: San Alberto Hurtado. Un lugar: El Rocío. Un libro: El arte de la prudencia, de Baltasar Gracián. Un personaje (real o ficticio) en el que te sientas reflejado: Máximo Décimo Meridio (Gladiator). Una canción que podría hablar de ti: Feo, fuerte y formal, de Loquillo. Una cita: ¿Tu verdad? No, la Verdad. Y ven conmigo a buscarla. La tuya, guárdatela (Antonio Machado). Tres cosas innegociables en tu vida:...

Rutina

A CADA DÍA LE BASTA SU AFÁN La primera vez que tuve la posibilidad de conocer el noviciado durante la visita que hacíamos con el prenoviciado hubo varias cosas que captaron mi atención: la capilla con el Cristo sonriente de Javier en el centro y la amplia sala de estar donde se toma el café y se lee el periódico. Sin embargo, lo que recuerdo que más me impactó fue la distribución ordinaria de la semana de un novicio que estaba sobre mi escritorio. La mayor parte de las horas tenían alguna...

Otra vida es posible

Hace algunas semanas, en una reunión de confirmación, estuvimos hablando de la vocación. Es en esos momentos cuando te das cuenta de que esta llamada, sigue siendo todavía contracultural y capaz de despertar muchas preguntas. Uno de ellos me preguntó "¿cuándo dejaste de pensar en tener una familia y decidiste meterte a jesuita?". Para sorpresa de todos, mi respuesta fue que nunca. A mi edad, recién cumplidos los 27, todavía sigo pensando en que otra vida es posible. En que, empezar de...

La capilla

Llegamos al lugar más especial de la casa: la capilla. En ella acontecen los momentos más íntimos y auténticos de cada novicio. De igual manera que les ocurrió a los discípulos, el encuentro con Jesús nos impulsa a que vivamos y trabajemos con Él, donde sea necesario y siempre a su modo. Cada día celebramos nuestra fe en común, compartimos la Palabra de Dios y junto al pan y el vino ponemos sobre el altar nuestros sueños, lo que nos hace vibrar, los nombres que llevamos en el corazón,...