Los ejercicios espirituales

El compañero discreto

Pedro Fabro (1506-1546) nació el 13 de abril en el pueblo de Villarejo, Saboya. Sus padres fueron Luis Fabro y María Perisín dueños de importantes rebaños de ovejas. “Hacia los 10 años, dice él en su memorial, sentí deseos de estudiar. No podía ser pastor y quedarme en el mundo, como deseaban mis padres.”. Estos deseos le llevaron a París donde vino a coincidir en el tercer piso del colegio de Santa Bárbara con Francisco Javier e Ignacio de Loyola. Como Ignacio tenía problemas con el...

Vidas Entregadas II

Vidas Entregadas es una serie en que presentamos la vida de compañeros jesuitas que han entregado su vida al servicio de Dios, la Iglesia y el mundo. Su testimonio nos emociona y nos anima a entregar también la nuestra. En este capítulo, conocemos a Pere Julià Mayol, misionero en la India durante más de 50 años... Recorriendo pueblos en su humilde bicicleta, se introdujo tanto en la cultura local que hoy podría pasar por un anciano hindú. A continuación, descubrimos a Toño García, un...

San Ignacio y el billar

Hace poco topé con una anécdota curiosa que habla del carisma de Ignacio, de su arrojo a la hora de apostar la vida… Y me hizo recordar la pasión que tiene que mover toda vocación. Lo encontré en un libro de Pedro de Ribadeneyra y dice así: En París había un doctor teólogo, al cual deseó mucho Ignacio ganar y traerle al conocimiento y amor perfecto de Jesucristo: y habiendo tomado para ello muchos medios sin provecho ninguno, fue un día a visitarle a su casa con un compañero que me contó lo...

Lo que me sostiene…

¿Qué te da la vida? ¿Qué es lo que te sostiene en tu vocación? En la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones lanzaron esta pregunta a Juan Boronat, compañero jesuita en formación. Su respuesta es contundente... ¡Jesús! No hay otro absoluto. Descúbrelo en ? ? ...

Sacerdocio en la Compañía

En la Iglesia todo sacramento conlleva una preparación específica previa. Antes de hacer la primera comunión los niños y niñas tienen que hacer un par de años de catequesis, antes de la confirmación los jóvenes asisten a grupos de catecumenado y las parejas se preparan durante unos meses antes de celebrar su matrimonio. Por eso cuando un jesuita es ordenado sacerdote es inevitable que la gente se pregunte “¿cómo es que sigues estudiando si ya eres cura?”. Y es que la formación en la...

Un descubrimiento inesperado

Cuando cuento el camino que me llevó a la Compañía, suele caer la pregunta: "¿y por qué jesuita?" Y es normal porque, de hecho, son los últimos a los que conocí. Mi parroquia era de carmelitas; el colegio, de religiosas de la Compañía de María; y el colegio mayor en el que viví en Madrid, de claretianos. Con esa trayectoria... ¿Por qué entonces jesuita? No creo que haya un único factor, pero para mí fue muy clave descubrir la espiritualidad ignaciana en los Ejercicios Espirituales. Cuando...

De la cabeza al corazón

San Ignacio de Loyola pasó en Salamanca apenas unos meses... y sin embargo, este tiempo dio mucho de si. Fue en esta ciudad donde Ignacio dio sus primeros Ejercicios Espirituales. Ello le costó ser detenido y pasar unas semanas en la cárcel... porque una propuesta tan novedosa todavía generaba sospechas. Cristóbal Jiménez nos habla de los Ejercicios, esa experiencia profunda y sanadora que San Ignacio no paraba de ofrecer a todo el mundo, ¡incluso desde la misma cárcel! Una experiencia que...

Desmontando mitos

Los jesuitas hablamos mucho de los Ejercicios Espirituales. Sin embargo, hay muchos mitos en torno a ellos... Algunos creen que no podrán aguantar tanto tiempo en silencio... Otros tienen miedo de retirarse en soledad, cogiendo distancia de los suyos. Finalmente, hay quien teme perder el tiempo abandonando los quehaceres de la vida diaria. En este vídeo intento desmontar algunos mitos y falsos miedos que hay en torno a este tesoro de la espiritualidad ignaciana... Aún así, lo mejor no es...

Aquí estoy, Señor

Qué bonito es ser parte. Ser parte de Tu Compañía. Estar acompañado y acompañar. Trabajar para colaborar con el Reino, con Tu Reino. A veces es difícil verlo, reconocerlo, porque las frustraciones, los desencantos, los fracasos me pesan. Son lo primero que viene a la superficie. A veces faltan las fuerzas. Sin embargo, los brotes de las semillas de justicia y paz, si hago un poco de silencio en el corazón, salen a la luz. Las veo en tantas personas que trabajan desinteresadamente y hacen...