Testimonio

Profundizar

por

Los estudios especiales son una etapa en la formación del jesuita que permiten profundizar académicamente en un ámbito concreto, para poder servir mejor al mundo y a la Iglesia, complementando y enriqueciendo, los estudios filosóficos y teológicos. Como el resto de las etapas de nuestra formación, es una misión recibida por parte de la Compañía y se discierne entre el jesuita y sus superiores, ya que nunca se debe perder de vista ni las capacidades de la persona ni la misión universal de la Compañía. En mi caso, estoy estudiando actualmente Ciencias Ambientales en la Universidad de Valencia, ¿y por qué un jesuita puede estudiar este grado?

La explicación es la respuesta a la llamada explícita que Dios nos pide a los cristianos sobre el cuidado de nuestro hogar, como nos ha recordado recientemente el Papa Francisco en su Encíclica “Laudato Si”. Además, la Compañía de Jesús ha definido el “Cuidar nuestra casa común” como una de sus cuatro Preferencias Apostólicas Universales para los próximos años.

Al mismo tiempo, al contemplar nuestro mundo, especialmente en el sufrimiento injusto de los más pobres, no he dudado de qué formarme en este campo era también un modo de servir aquellos que más sufren, a lo que nadie defiende. La crisis ecológica creciente que estamos padeciendo me ha puesto junto a otros a implicarme en el cuidado de nuestra casa común, y en invitar a los demás a reconocer el regalo que es toda la Creación de Dios.

Para ello es necesario que me forme científica y humanamente, conociendo qué es lo que se investiga y se piensa actualmente en nuestra sociedad sobre la ecología. Solo así podré analizar con mayor criterio las causas de esta crisis, y ofrecer una reflexión más profunda y global, que aporte una respuesta cristiana a esta urgente crisis que, por desgracia, está cada vez más presente en nuestras vidas. Confío en que en este tiempo de formación me acompañe el Dios de la vida, que me ha traído hasta aquí, y que sigue trabajando junto a la humanidad en esta urgente e ineludible conversión ecológica.